El poder del edge computing y la infraestructura de racks ayudan al sistema escolar sueco a incrementar los tiempos de funcionamiento y a reducir los costes de asistencia

Después de Canadá, Suecia ocupa el segundo lugar en la lista "Mejor calidad de vida 2019" de US News and World Report, que incluye a naciones de todo el mundo. Uno de los principales impulsores del éxito de Suecia es su moderno sistema educativo.

La mayoría de las escuelas suecas están interconectadas mediante fibra óptica, lo que ofrece un gran ancho de banda y un acceso sencillo a Internet. Los profesores trabajan con herramientas de aprendizaje web. Los estudiantes usan portátiles e iPads a diario. El personal escolar emplea teléfonos IP para las tareas de comunicación básica. Todo ello forma parte de una tendencia mundial.

SISAB (Skolfastigheter I Stockholm AB) es la organización que posee y administra la mayoría de las instalaciones escolares y preescolares de la ciudad de Estocolmo, las cuales incluyen 2500 edificios (600 propiedades) que albergan a unos 200 000 niños y adultos cada día. Con frecuencia, la calidad de la educación que se imparte en estos edificios depende de la resistencia y el rendimiento de los sistemas de edge computing, que constituyen un mecanismo para el aprendizaje.

Del "aula tradicional" al "aula digital"

En la actualidad, los estudiantes de Estocolmo no pueden avanzar en sus tareas escolares sin hacer uso de la tecnología de la información. Los tiempos de inactividad generan interrupciones en el aprendizaje de los estudiantes dado que muchas de las herramientas que utilizan están interconectadas. Para garantizar un acceso estable a Internet y un buen funcionamiento de las comunicaciones aun cuando se produzcan interrupciones en los sistemas de información, SISAB decidió modernizar los equipos y los sistemas informáticos de sus instalaciones de edge computing para dar paso a una solución estandarizada, segura y fiable, según señala Mats Carlqvist de SISAB.

Tras darse cuenta de esto, SISAB se puso en contacto con APC by Schneider Electric (APC) a través de su socio tecnológico, Örnsbergs El & Data, socio de instalación y mantenimiento de SISAB durante 15 años, para proporcionar a las escuelas una solución que reforzara sus instalaciones de edge computing. En las escuelas, los sistemas se ubicaban en los sótanos de los edificios escolares. La administración de SISAB necesitaba una solución segura y fiable que proporcionara a los administradores de las escuelas una mayor seguridad con respecto a los tiempos de funcionamiento. Si se produce una interrupción en los sistemas de información, es necesario garantizar que los estudiantes puedan seguir aprendiendo y que las aulas continúen funcionando.

Como cliente actual de Schneider Electric (en la actualidad, SISAB usa los Sistemas de gestión de edificios de Schneider Electric, BMS), SISAB buscaba un socio que contribuyera a su modernización y les ayudara a ponerse a la vanguardia mediante la incorporación de las tecnologías del Internet de las cosas (IoT).

Superación de desafíos relacionados con la infraestructura y reducción de costes innecesariamente altos

Las escuelas del distrito de la ciudad de Estocolmo contaban con sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) obsoletos en las salas de TI ubicadas en sus sótanos. Por ello, a menudo era necesario disponer de la ayuda de los técnicos para hacer frente a las alarmas y los errores generados por las baterías caducadas o en mal estado de las unidades SAI. Esto suponía que los técnicos debían dedicar un tiempo considerable a trasladarse de unas instalaciones a otras por toda la región para proporcionar el mantenimiento adecuado a estas unidades.

Las 120 salas de TI disponían de diversos equipos que incluían, entre otros, switches de comunicaciones, routers, servidores de BMS, el sistema independiente de SAI y racks abiertos. Ningún activo estaba centralizado y algunos de estos equipos simplemente estaban colgados de las paredes.

SISAB quería modernizar sus instalaciones de equipamiento informático de varias maneras. En primer lugar, querían instalar sus activos de TI y guardarlos bajo llave dentro de un armario seguro. En segundo lugar, para mejorar el tiempo de actividad del sistema, querían una solución de SAI que les garantizara un mejor rendimiento de la batería y una vida útil más prolongada. En tercer lugar, querían poder controlar los interruptores de alimentación de los racks a distancia y así evitar el tiempo y los gastos que implica el envío de un técnico para que reinicie manualmente un interruptor que se tarda menos de 5 minutos en arreglar.

La solución de APC by Schneider Electric proporciona una tecnología segura y fiable

Como proveedor líder de equipos de alimentación, entornos y racks para edge computing, APC propuso una solución que incorporaba SAI con batería de ion de litio Smart UPS, armarios NetShelter y regletas de distribución eléctrica (PDU) Smart Rack para las 120 salas de TI.

Esta solución brindó al equipo de administración de edificios varias ventajas considerables:

  • Una asistencia más sencilla gracias a la estandarización: al emplear los mismos equipos de rack, SAI y PDU en todas las instalaciones, SISAB contribuyó en gran medida a que el personal de mantenimiento supiera qué esperar ante la realización de una llamada de servicio. El proceso de pedido de piezas de sustitución o repuesto se volvió rápido y sencillo, y el personal de mantenimiento comenzó a sufrir menos estrés al familiarizarse rápidamente con las características de las instalaciones de toda la región.
  • Capacidad de supervisión a distancia: las PDU inteligentes permiten el reinicio de los sistemas a distancia. De esta manera, el personal de mantenimiento podía reiniciar el sistema de forma remota y sencilla. Así, se ahorraron horas de traslados de unas instalaciones a otras en medio de un tráfico denso.
  • Seguridad mejorada: en lugar de tener equipos distribuidos por toda la sala de TI de manera desordenada, los sistemas de TI y de red ahora están centralizados y alojados en un rack seguro dentro de una sala cerrada con llave a la que solo tiene acceso el personal autorizado, lo que ha permitido reducir los casos de errores humanos.
  • Incremento de la disponibilidad y los tiempos de actividad de los sistemas: los nuevos dispositivos de protección eléctrica Smart-UPS venían equipados con baterías de ion de litio. En comparación con las unidades SAI tradicionales, el nuevo SAI y las baterías incluían un periodo de garantía prolongado (5 años) y un ciclo de vida previsto más largo (de 8 a 10 años). En consecuencia, basta con un menor número de técnicos para sustituir las baterías, los tiempos de ejecución de las copias de seguridad se incrementan (reduciendo al mínimo el impacto de cualquier fallo de alimentación) y se necesita menos espacio dentro del armario seguro de TI. Asimismo, existen sensores de temperatura y humedad que comprueban y comunican las condiciones ambientales de la pequeña sala de datos a fin de evitar tiempos de inactividad imprevistos ocasionados por una humedad excesiva o por fluctuaciones en la temperatura.

"Esto reducirá considerablemente nuestros tiempos de respuesta y los costes asociados al envío de técnicos para que reinicien los equipos", señala Stefan, de Örnsbergs El & Data.

Gracias a la implantación de su nueva infraestructura de sistemas de edge computing, los administradores de SISAB ahora pueden estar seguros de que los estudiantes, los profesores y el personal escolar podrán acceder a la información que necesiten en cualquier momento y sin ningún tipo de interrupción.

Educación de vanguardia

¿Te interesa saber cómo el edge computing puede contribuir a tu transformación digital?
Your browser is out of date and has known security issues. It also may not display all features of this website or other websites. Please upgrade your browser to access all of the features of this website. Internet Explorer 9 or higher is recommended for optimal functionality.

Chat

Do you have questions or need assistance? We’re here to help!