La energía en Edge Computing y la infraestructura en racks ayudan al sistema escolar sueco a aumentar el tiempo de actividad y reducir los costos de asistencia

Según la clasificación de mejor calidad de vida 2019 de naciones de todo el mundo de US News & World Report, Suecia está en el n.º 2 (después de Canadá). Uno de los factores clave del éxito de Suecia es su moderno sistema educativo.

La mayoría de las escuelas suecas están interconectadas con fibra óptica, que proporciona un gran ancho de banda y un fácil acceso a Internet. Los profesores utilizan herramientas pedagógicas basadas en la Web. Los estudiantes utilizan iPads y computadoras portátiles a diario. El personal de la escuela utiliza teléfonos IP para las comunicaciones básicas. Esta es una tendencia mundial.

La organización SISAB (Skolfastigheter I Stockholm AB) es la propietaria y administradora de la mayoría de las instalaciones escolares y preescolares de la ciudad de Estocolmo, que incluye 2500 edificios (600 propiedades) que albergan a, aproximadamente, 200 000 niños y adultos cada día. La calidad de la educación que se imparte en esos edificios a menudo depende de la resiliencia y del rendimiento de los sistemas de Edge Computing que funcionan como mecanismo de aprendizaje.

De “aula tradicional” a “aula digital”

En la actualidad, los estudiantes de Estocolmo no pueden continuar con sus tareas escolares sin la tecnología de la información (TI). Los períodos de inactividad interrumpen el aprendizaje de los estudiantes, ya que muchas de las herramientas que utilizan están interconectadas. Con el fin de garantizar un acceso a Internet estable y el funcionamiento de la comunicación, como también en caso de interrupciones de los sistemas de información, SISAB decidió modernizar los sistemas y equipos de TI de sus instalaciones de Edge Computing para lograr una solución estandarizada, segura y confiable, según señala Mats Carlqvist, de SISAB.

En reconocimiento de esto, SISAB se dirigió a APC by Schneider Electric (APC) mediante su socio tecnológico, Örnsberg's El & Data, que ha sido el socio de servicios e instalación de SISAB durante 15 años, para proporcionar a las escuelas una solución que fortaleciera sus instalaciones de Edge Computing. Los sistemas de las escuelas se ubicaban en los sótanos de los edificios escolares. La administración de SISAB requería una solución segura y confiable que proporcionara a los administradores de las escuelas una mayor seguridad en cuanto al tiempo de actividad. Se necesitaba garantizar que los estudiantes pudieran seguir aprendiendo y que las aulas continuaran funcionando si se interrumpía el funcionamiento de los sistemas de información.

Como cliente de Schneider Electric (SISAB actualmente utiliza los Sistemas de control de edificios de Schneider Electric [BMS, del inglés Building Management Systems]), SISAB buscaba un socio que lo ayudara a modernizarse y a convertirse en pionero mediante la implementación de tecnologías del Internet de las cosas (IoT, del inglés Internet of Things).

Superar los desafíos de infraestructura y los costos innecesariamente elevados

Las escuelas del distrito de la ciudad de Estocolmo utilizaban anticuados sistemas de alimentación ininterrumpida (UPS, del inglés Uninterruptible Power Supplies) en sus salas de TI del sótano. Como resultado, los técnicos debían asistir regularmente para reparar errores y alarmas debidos a baterías defectuosas o caducas dentro de las unidades de UPS. Esto significaba que los técnicos debían pasar un tiempo considerable viajando de un sitio a otro para proporcionar un mantenimiento adecuado de estas unidades en toda la región.

Las 120 salas de TI se caracterizaban por tener una variedad de equipos que incluían interruptores de comunicación, enrutadores, servidores BMS, sistemas UPS independientes y racks de cara abierta, entre otros. Ninguno de estos activos estaba centralizado, y algunos de los equipos simplemente colgaban de las paredes.

SISAB deseaba modernizar sus sitios de equipos de TI de varias maneras. En primer lugar, querían que sus activos de TI estuvieran asegurados e instalados en un gabinete seguro. En segundo lugar, para mejorar el tiempo de actividad del sistema, querían una solución de UPS que les garantizara un mejor rendimiento y una vida útil más larga de la batería. En tercer lugar, querían controlar los interruptores de energía de los racks de forma remota, para evitar el tiempo que se perdía y los gastos que implicaba tener que enviar técnicos de servicio para reiniciar manualmente un interruptor cuyo arreglo demora menos de 5 minutos.

La solución de APC by Schneider Electric proporciona una tecnología segura y confiable

Como proveedor líder de energía en Edge Computing, medioambiente y equipos para racks, APC propuso una solución que incluía unidades UPS Smart UPS de iones de litio, gabinetes NetShelter y unidades de distribución de energía (PDU, del inglés Power Distribution Unit) inteligentes para racks en todos los 120 sitios de salas de TI.

Esta solución proporcionó al equipo de gestión de edificios varios beneficios importantes:

  • Simplificación del soporte mediante la estandarización: la seguridad de que cada sitio estuviera equipado con equipos de rack, UPS y PDU idénticos permitió a SISAB facilitar considerablemente la tarea del personal de servicio de saber qué esperar cuando se realizaba una llamada de servicio. El proceso de solicitar piezas de repuesto se hizo rápido y fácil, y el personal de servicio experimentó menos estrés, debido a que se familiarizó rápidamente con la naturaleza de las instalaciones en toda la región.
  • Capacidad de monitoreo remoto: las PDU inteligentes permitieron el reinicio remoto de los sistemas. De esta manera, la persona de servicio podría simplemente reiniciar el sistema de forma remota. Esto ahorraba horas de viajes de ida y vuelta con mucho tráfico de sitio un sitio a otro.
  • Seguridad mejorada: en lugar de tener equipos distribuidos en toda la sala de TI de manera irregular, los sistemas de TI y de red ahora están centralizados y alojados en un rack seguro dentro de una sala con llave. Solo el personal autorizado puede ingresar. Esto ha ayudado a reducir las instancias en que se producen errores humanos.
  • Disponibilidad y tiempo de actividad mejorados de los sistemas: los nuevos dispositivos Smart-UPS de protección de energía vienen equipados con baterías de iones de litio. En comparación con las unidades de UPS tradicionales, la nueva UPS y baterías venían con un período de garantía extenso (5 años) y un ciclo de vida útil previsto más largo (de 8 a 10 años). Como resultado, será necesario enviar menos técnicos para reemplazar las baterías, los tiempos de ejecución de respaldo aumentarán (minimizando el impacto de cualquier falla de energía) y se requerirá menos espacio dentro del gabinete de TI seguro. También hay sensores de temperatura y humedad que verifican e informan las condiciones ambientales en la pequeña sala de datos para evitar tiempos de inactividad no previstos debido a la humedad excesiva o a las fluctuaciones de temperatura.

“Esto reducirá de manera importante nuestro tiempo de respuesta y los costos asociados con el envío de técnicos para reiniciar el equipo”, indica Stefan, de Örnsbergs El & Data.

Gracias a la implementación de su nueva infraestructura de sistemas de Edge Computing, los administradores de SISAB ahora tienen la seguridad de que los estudiantes, los profesores y el personal podrán acceder a la información que necesiten y cuando la necesiten, sin interrupciones.

Una educación al extremo de la red

¿Le interesa saber cómo la Edge Computing puede ayudar a facilitar su transformación digital?
Explore aquí