Sistemas de energía, enfriamiento, racks, seguridad física y monitoreo, iluminación y gestión de software
Levante la mano si alguna vez vio un servidor atrapado en una sala junto a los productos de limpieza, zumbando mientras se iba cubriendo de polvo. Esos tipos de espacios son demasiado comunes en empresas pequeñas y medianas, o incluso en sucursales de grandes empresas; y son peligrosos.

No para los empleados, necesariamente, sino para el negocio. Porque los equipos informáticos no son menos importantes si pertenecen a empresas pequeñas y medianas que si son de grandes corporaciones, y los que se emplean en sucursales deberían contar con el mismo grado de protección que la infraestructura informática de un centro de datos.

A continuación incluyo una breve lista de control para ayudarlo a determinar si sus equipos informáticos no están instalados de manera óptima.

Energía
Prácticamente todas las salas de servidores necesitan un sistema de energía ininterrumpible (UPS) y una unidad de distribución de energía (PDU). Tenga en cuenta que una UPS con capacidad mayor a 2200 VA no puede conectarse a un enchufe doméstico; necesita un tomacorriente de mayor régimen o bien que un electricista la conecte a un tablero eléctrico mediante cableado fijo. La presencia de la PDU reduce la longitud de cableado necesaria y permite alimentar varios dispositivos con una misma fuente. La mejor opción es usar unidades UPS y PDU que puedan administrarse en forma remota, que le envíen alertas cuando algo ande mal y permitan a los administradores remotos desconectar tomas de salida particulares, por ejemplo para reiniciar un servidor que no responde.

Enfriamiento
Existen numerosas alternativas en materia de enfriamiento, que dependen mayormente de la cantidad de equipos informáticos que se tienen y de dónde están ubicados. En algunos casos, bastará el aparato de aire acondicionado de la sala; en otros se necesitará un sistema de enfriamiento dedicado. A continuación incluyo una guía sencilla:

  • Cargas informáticas de menos de 400 watts: usar técnicas de conducción, que permitan que el calor fluya libremente a través de las paredes.
  • Cargas informáticas de entre 400 y 700 watts: usar técnicas de ventilación pasiva, para que el calor fluya hacia el aire más fresco a través de una perforación o rejilla, sin usar ventiladores.
  • Cargas informáticas de entre 700 y 2000 watts: usar técnicas de ventilación asistida por ventiladores.
  • Cargas informáticas superiores a 2000 watts: usar sistemas de enfriamiento dedicados.

Racks
Muchas empresas pequeñas y medianas y sucursales también pueden aprovechar las ventajas de los racks, gabinetes que alojan todos los equipos informáticos. Estas estructuras mejoran la disponibilidad, la organización general y del cableado, la seguridad física, la eficacia del enfriamiento, la distribución de energía y el profesionalismo asociado con el aspecto general de un espacio informático. Incluso se pueden adquirir racks diseñados para entornos de oficina, que brindan una solución informática con alimentación, ventilación y aislamiento acústico.

Seguridad física y monitoreo
La mayor amenaza contra la infraestructura informática es el error humano. Los equipos mal rotulados, los derrames de café y otros percances de ese estilo causan permanentemente problemas operativos e incluso la falla de sistemas informáticos completos. Esos problemas pueden evitarse (en gran medida) cerrando la sala de servidores o el rack, de modo de garantizar que solo el personal autorizado puede acceder a los equipos informáticos. Instalar cámaras de seguridad y sensores que detectan la presencia de humo y el movimiento, y miden la temperatura y la humedad también es una buena idea.

Iluminación
Contar con buena iluminación en espacios informáticos pequeños suele ser un problema, lo que dificulta la lectura de rótulos de productos y la identificación de conexiones de cables. Pero existe una solución sencilla y económica: instalar un pequeño faro colgante. Así se obtiene visibilidad en espacios reducidos sin ocupar las manos; además, es menos probable que estos artefactos se pierdan o dañen, o bien sean extraídos de la sala.

Sistemas de gestión de software
Ahora existe todo tipo de software para ayudar a gestionar pequeñas salas de servidores a la distancia. Esas herramientas ofrecen las funciones más variadas, desde el apagado sin inconvenientes ni intervención del administrador tras un corte de suministro hasta la elaboración de informes sobre consumo energético y de evaluaciones de riesgos. También se ofrecen herramientas para ayudar al usuario a configurar su entorno y determinar qué productos son más adecuados.

Los entornos informáticos caóticos, inseguros, sin monitoreo y superpoblados pueden generar tiempos de inactividad prolongados e importantes perjuicios. Siga estas recomendaciones para optimizar sus operaciones y garantizar la seguridad de su infraestructura informática de misión crítica. Para obtener más información, consulte el Informe técnico Nº 174 de Schneider Electric, "Opciones prácticas para la implementación de equipos informáticos en salas de servidores pequeñas".