Entre la creciente fragilidad de la red eléctrica, la escalada del consumo de energía de los equipos de IT y el aumento de la importancia de nuestra red, no resulta difícil darse cuenta del valor que aporta un SAI (sistema de alimentación ininterrumpida) no solo a un negocio sino también a cualquier hogar. Pero, ¿te ha ocurrido que, cuando te has decidido a buscar un SAI para comprobar si se ajusta a tus necesidades, al final te has quedado pensando: “¿vatios?, ¿VA?, ¿qué es eso?”.
 
La mayoría de nosotros hemos oído hablar de los vatios e incluso nos suena que cada aparato necesita una cierta cantidad de vatios para funcionar. Pero, ¿qué tiene que ver eso con un SAI? Y, sobre todo, ¿qué es un VA?
 
Los aparatos electrónicos tienen tanto un valor nominal máximo de vatios como un valor nominal máximo de VA (voltamperios) y ni el valor nominal en vatios de un SAI ni su valor nominal en voltamperios puede ser superada por el equipo que se le conecte (carga). Los vatios son la potencia real que necesita el equipo, mientras que a los voltamperios se les denomina “potencia aparente” y son el producto de la tensión aplicada al equipo y la corriente consumida por el equipo. El valor nominal en vatios determina la potencia real contratada con la compañía eléctrica y la carga térmica generada por el equipo; y el valor nominal en VA se utiliza para dimensionar el cableado y los interruptores automáticos.
¿Está más claro ahora? Seguramente no mucho.
 
Lo que realmente necesitas saber es que, para aparatos electrónicos como los ordenadores o los SAI, el valor nominal en vatios y VA puede variar notablemente, siendo el valor nominal en VA siempre igual o mayor que el valor nominal en vatios. La relación entre los vatios y los VA se denomina “factor de potencia” y se expresa bien con un valor numérico (por ejemplo, 0,8) o con un valor porcentual (por ejemplo, 80%). Este factor de potencia es lo que realmente importa a la hora de dimensionar un SAI para tus requisitos específicos.
 
La última generación de Smart-UPS™ On-Line de APC™ by Schneider Electric™ ofrece ahora unas innovadoras prestaciones que te ayudan a aprovechar al máximo tu energía. Los modelos 6 kVA (6000 VA) y superiores cuentan con un factor de potencia unitario, lo que significa que los VA se traducen en la misma cantidad de vatios (por ejemplo, 6000 VA = 6000 vatios). Los modelos más pequeños de la nueva generación de Smart-UPS On-Line tienen un factor de potencia de 0,9 o mayor, y todos poseen la calificación Energy Star™ independientemente de los VA.
 
La diferencia entre los factores de potencia de 0,8 o 0,9 y un factor de potencia unitario (de 1,0) puede no parecer mucha, pero si se tiene en cuenta que el hecho de que esta potencia extra disponible puede usarse para admitir cargas adicionales y ampliar el tiempo de actividad, es fácil entender cómo aumentará la próxima generación de Smart-UPS On-Line tu disponibilidad, además de ahorrarte dinero.
 
Consulta nuestro Selector de SAI para ayudarte a dimensionar adecuadamente los SAI. Por otro lado, si estás pensando en actualizar tu SAI actual, consulta nuestro Selector para actualizar SAI, y no te olvides de utilizar tu Programa Trade-UPS, que te permite recibir un descuento de hasta el 25% en la compra de un nuevo SAI de APC by Schneider Electric al canjearlo por tu modelo antiguo, independientemente del fabricante.
 
Para más información sobre las diferencias entre vatios y VA, consulta el White Paper 15, “Vatios y voltamperios: Confusión Corriente.

Recursos relacionados

Para más información, consulta el White Paper 15, “Vatios y voltamperios: confusión en potencia”.
Obtener el White Paper