El 5 de septiembre Schneider Electric comunicó lo que yo considero un anuncio muy importante: Los sistemas Back-UPS y Smart-UPS de Schneider Electric se han convertido en los primeros sistemas de alimentación ininterrumpida que han obtenido la calificación Energy Star. Detrás de este anuncio hay una pequeña historia de gran iniciativa y trabajo en equipo a escala global.

Los productos SAI se incorporaron a la lista de Energy Star el 10 de mayo de 2012, siendo la primera categoría de producto nueva que se añadía al programa desde que cambiara significativamente el proceso para clasificar los productos.

En 2010, Energy Star aceptaba la propia declaración del fabricante sobre la eficiencia energética de sus productos. La Oficina de Responsabilidad del Gobierno de EE. UU. afirmó que los requisitos debían ser más rigurosos para mantener la integridad del programa, por lo que a partir de entonces las empresas realizan las comprobaciones de sus productos en laboratorios aprobados o acreditados y sus resultados son revisados por un organismo de certificación.

Avanzamos hasta mayo de 2012 y a la esperada incorporación de la categoría de SAI al programa Energy Star, que fue un esfuerzo conjunto de la Agencia de Protección Medioambiental y el Departamento de Energía de EE. UU. Para ofrecer a todos los fabricantes de SAI la misma oportunidad para clasificarse, Energy Star estableció como fecha de entrada en vigor el 1 de agosto de 2012 para el registro de los productos SAI, lo que dejaba una ventana de 12 semanas escasas.

Schneider Electric entrevistó a varios organismos de certificación y finalmente escogió a UL (anteriormente, Underwriters Laboratories). Luego tuvimos que revisar nuestros equipos de pruebas de laboratorio y nuestros procesos junto con UL y dejar que revisaran nuestros procedimientos de pruebas para los SAI.

Las pruebas de Energy Star conllevaban la medición de la eficiencia de nuestros productos SAI en distintas cargas: 25%, 50%, 75% y 100%. Y, dependiendo del tipo de SAI, la eficiencia tenía que superar determinados niveles para lograr la Energy Star. Una vez completadas las pruebas, UL certificó nuestros resultados.

Este logro es consecuencia de una iniciativa global del equipo de Schneider Electric. Gracias al incansable trabajo y a los enormes esfuerzos de nuestro equipo de Back-UPS en Taipéi, Taiwán, nuestro equipo de Smart-UPS en Billerica, Massachusetts, y al gran apoyo recibido de UL, cumplimos con todos los requisitos en el plazo de esas 12 semanas. Al final resultó que APC by Schneider Electric fue el único fabricante que lo consiguió en ese espacio de tiempo y el primero en anunciar que contaba con el reconocimiento Energy Star para sus productos SAI.

En concreto, consiguieron la Energy Star ocho de nuestros modelos de Back-UPS y tres de nuestros Smart-UPS.

¿Y qué significa todo eso para nuestros clientes? Para obtener la Energy Star, un producto debe situarse entre el 25% de los mejor valorados de su categoría en cuanto a eficiencia, lo que significa que la Energy Star tiende habitualmente a definir la cuarta parte mejor valorada del mercado en términos de eficiencia. A menudo explicamos a los clientes que Schneider Electric ofrece la tecnología más avanzada y que proporciona productos y servicios que están a la cabeza en innovación. Para nuestros productos SAI, obtener la Energy Star supone la prueba que avala esas afirmaciones.

Por supuesto, también significa que los clientes de nuestros productos SAI tienen la garantía de estar adquiriendo productos de una alta eficiencia energética, que les harán ahorrar dinero año tras año.

Y así es como termina esta historia. Hemos seguido trabajando y probando más sistemas SAI y esperamos que pronto puedan presumir de su logo Energy Star. Así que mantente atento a las noticias sobre Energy Star que comunique Schneider Electric.