Si usted es administrador de sistemas o gerente de algún tipo, cada vez es más probable que tenga a su cargo más de un establecimiento. En muchos casos, posiblemente sea responsable de 5, 50 o incluso 500 establecimientos, la mayoría o todos sin personal informático.

Al casi no contar con personal informático que ayude a gestionar esos espacios, las empresas necesitan toda la ayuda posible en términos de tecnología. A continuación se incluyen cuatro procedimientos comprobados que permiten hacer más con menos monitoreando espacios remotos eficazmente.

1. Implementar funciones de gestión remota de la energía
Hoy existen en el mercado numerosas unidades de distribución de energía (PDU) y bloques de tomacorrientes que pueden controlarse en forma remota. Desde una ubicación central, es posible apagar y encender tomas, desconectar cargas y activar tomas secuencialmente para garantizar que los equipos se enciendan de manera correcta y segura.

Pensemos en las implicaciones prácticas de lo anterior. Cuando un servidor deja de responder, basta con apagarlo y encenderlo para reiniciarlo; no es necesario indicar procedimientos por teléfono al personal de establecimiento ni enviar personal informático a resolver el problema. La gestión remota de la energía también le permite garantizar que las tomas que no se usan estén desactivadas, para que nadie las use y se corra el riesgo de activar un disyuntor accidentalmente.

2. Monitorear las condiciones ambientales
Cuando uno está a cientos de kilómetros, no tiene manera de saber qué tipo de condiciones ambientales pueden estar afectando a los sistemas informáticos remotos, a menos que se instalen sondas para recopilar información sobre temperatura, humedad, humo y filtraciones. También es posible instalar sensores que detecten cuando se abren las puertas y si se registra movimiento dentro de una sala de servidores o de cableado remota.

Esos sistemas sirven como mínimo a dos fines. Por un lado, lo alertan sobre situaciones que podrían dañar los equipos informáticos, como filtraciones de agua o visitantes no autorizados. Por el otro, al contar con datos de las sondas de temperatura y humedad, usted podrá saber si el enfriamiento y la ventilación son adecuados para el lugar, y tomar medidas para corregir todo tipo de problemas antes de que generen perjuicios reales.

3. Implementar equipos preinstalados
Cada vez es más común que se ofrezcan en el mercado racks y gabinetes que pueden despacharse con servidores y otros equipos informáticos instalados en su interior. Eso significa que el personal informático puede instalar, configurar y probar los equipos antes de enviarlos al establecimiento remoto. Como alternativa, algunos fabricantes venden racks preconfigurados según las especificaciones del cliente.

Aprovechar esa modalidad, puede reducir considerablemente el tiempo de instalación para el cliente, ya que el sistema se encuentra configurado y validado. También es posible que disminuya en gran medida la necesidad de contar con especialistas informáticos in situ durante la instalación. Así, pueden generarse importantes ahorros de costos.

4. Gestionar diversos establecimientos centralizadamente
Los sistemas de gestión centralizada pueden consolidar datos y estadísticas de todos los establecimiento y mostrarlos en una consola única, a través de una interfaz de usuario de fácil lectura. Un sistema estándar bien diseñado podrá interactuar con los diferentes dispositivos y soluciones que usted necesite gestionar, y tendrá la capacidad de enviar alertas proactivas a las personas más adecuadas.

Con esa clase de sistema, no es necesario iniciar sesión en cada sistema remoto por separado, lo que se vuelve sumamente engorroso a medida que crece la cantidad y el tamaño de los establecimientos remotos. Lo que es más, los sistemas permiten el acceso multiusuario, lo que posibilita la cobertura a toda hora y les brinda a los especialistas la capacidad de ocuparse de sus partes respectivas de la infraestructura.

Para saber más sobre este tema, acceda a mi webcast "Estrategias para gestionar entornos informáticos distribuidos".