Tengo la oficina en casa, en una ciudad donde los cortes de suministro son bastante frecuentes. Justo el otro día se desató una tormenta eléctrica a la tarde y, como era de esperar, las luces parpadearon unas cuantas veces. Una vez la situación duró bastante, y el router que me da conectividad a Internet y Wi-Fi dejó de funcionar. Lo supe de inmediato porque estoy suscripto a un servicio de música (Rhapsody, maravilloso) y uso un reproductor inalámbrico para escuchar las canciones en toda la casa (Sonos, también excelente). Cuando la música se detuvo, supe que se había apagado el router.


Volvió a encenderse después de uno o dos minutos, nada grave en verdad. Pero era la hora de la cena. Si hubiese estado trabajando, y el corte hubiese durado más, realmente me habría bajado la productividad ese día. La laptop habría seguido funcionando por algunas horas, pero no habría podido usar el monitor externo, el servicio telefónico basado en VoIP ni Skype. Y claro, no habría tenido conexión a Internet. Habría estado en una isla virtual, seguramente tratando de arreglarme con el teléfono.

Necesitaba reemplazar mi antigua UPS, por lo que hoy leí con gran interés un artículo que va a aparecer en la próxima edición de la revista APC Currents titulado "Cómo elegir una UPS para la oficina en el hogar". En pocas palabras, en el artículo se recomienda tener en cuenta cuatro elementos al elegir una UPS para la oficina en el hogar: el dimensionamiento, la autonomía, la gestión y la eficiencia energética.

APC cuenta con una herramienta on line que lo ayuda con el dimensionamiento, y le permite ingresar la capacidad de carga de los dispositivos que usted desea proteger, por tipo y cantidad de dispositivos. Para eso, necesitará consultar para cada dispositivo la etiqueta de información provista por el fabricante, que suele enumerar el consumo de energía en watts (W) y voltamperes (VA).

En cuanto a la autonomía, la idea es contar con suficiente tiempo para que los equipos sigan funcionando aunque sea durante los cortes más breves, que son la mayoría; en el artículo se menciona que el 90% de los cortes duran menos de cinco minutos. Si usted sabe que en su área los cortes suelen ser más prolongados, busque una UPS más grande que le brinde mayor autonomía.

La gestión y la eficiencia energética son los factores que vuelven más interesante el proceso de selección. Muchos dispositivos de la oficina en el hogar en realidad no se usan demasiado, como las impresoras y los escáneres. Sin embargo, consumen algo de energía aun en modo de hibernación. Los dispositivos del tipo de la unidad Back-UPS Pro de APC by Schneider Electric le permiten apagar esos equipos y eliminar las llamadas cargas fantasma. Y para el caso de que el corte de suministro dure más que la autonomía de la UPS, la unidad incluye software que cerrara las aplicaciones y apagará los equipos sin inconvenientes para que usted no pierda trabajo ni datos.

Por último, las UPS deberían ofrecer protección contra sobretensiones en las líneas de datos. Los bloques de tomacorrientes de buena calidad brindan protección contra sobretensiones en la línea de CA, pero las sobretensiones también pueden propagarse a través de cables de Ethernet, enlaces de CATV y líneas telefónicas. Por lo tanto, lo que usted necesita es una UPS que le ofrezca la protección adecuada en función de cómo conecte usted la computadora y los dispositivos de integración en red a Internet.

En Nueva Inglaterra, donde vivo yo, el verano es temporada de tormentas eléctricas. Pero no tardará en llegar el invierno, cuando crecen las posibilidades de que todo se complique en serio, y una tormenta de nieve puede ocasionar cortes de luz. Sin duda me ocuparé de comprar una nueva UPS antes.