¡PIP! ¡PIP! ¡PIP!

Cualquiera que haya tenido una UPS en la última década conoce y seguramente aborrece ese sonido: el sonido que emite la UPS cuando necesita que se reemplace la batería; y si su suerte se parece a la mía, es probable que eso suceda en los momentos más inoportunos.

Los fabricantes de unidades UPS han avanzado mucho en los últimos años en la predicción de la vida útil de sus baterías; pero como el factor que más influye en la durabilidad es el entorno en el que opera la UPS, ha sido muy difícil pronosticar con precisión el final de la vida útil de esas baterías de plomo-ácido con válvula reguladora (VLRA). No obstante, APC™ by Schneider Electric™ ha desarrollado una innovadora tecnología de primer nivel para proporcionar al cliente funciones mejoradas de supervisión y gestión.

Nos enorgullece contarle que nuestros nuevos modelos Smart-UPS™ On-Line son los únicos del mercado que brindan predicciones dinámicas de la vida útil esperada de la batería. La pantalla LCD alfanumérica intuitiva indicará el mes y año exactos en que deberá reemplazarse la batería de la UPS. Lo mejor de todo es que la UPS monitorea constantemente la batería y el entorno para ajustar las predicciones con exactitud a partir de los cambios de temperatura y otras condiciones que pueden afectar el ciclo de vida de las baterías; así se eliminan las especulaciones, y usted y su empresa pueden prepararse mejor para el futuro.

La recomendación tradicional es que las organizaciones que usan unidades UPS para proteger los equipos de misión crítica tengan baterías de reemplazo en el establecimiento para facilitar la transición cuando la batería en uso llega al final de su vida útil. Sin embargo, en el caso de grandes organizaciones que emplean cientos de unidades, seguir esa recomendación puede ser complicado y requerir demasiado espacio, en especial si se tienen en cuenta las indicaciones relativas al almacenamiento adecuado:

  • las baterías almacenadas deberían cargarse cada seis meses;
  • el tiempo de almacenamiento acumulado no debería ser superior a un año;
  • las baterías deben almacenarse a 10 °C (50 °F) o menos cuando sea posible.

Así, la predicción dinámica de la vida útil esperada de la batería garantizan la continuidad de las actividades de su organización al eliminar los riesgos asociados, pero también le ahorran al entorno informático tiempo y espacio valioso dado que ya no es necesario almacenar y mantener una cantidad de baterías de reemplazo para la flota de unidades UPS.

Además de predecir cuándo será necesario reemplazar la batería, la función de gestión inteligente de baterías admite la carga con compensación de temperatura, lo que previene situaciones de sobrecarga y, así, ayuda a prolongar la vida útil de la batería.

Asegúrese de que la unidad UPS antigua no se convierta en el punto más débil de su infraestructura informática. Consulte los nuevos modelos de Smart-UPS On-Line más inteligentes; todos incluyen la certificación Energy Star y son compatibles con servidores de fabricantes informáticos líderes; además, saque provecho de los más de 25 años de Confiabilidad Legendaria, diseños eficientes y funciones innovadores para asegurarse de que su infraestructura informática esté más protegida que nunca. Haga clic aquí para obtener más información

Recursos relacionados

Para un análisis más detallado, consulte el Informe técnico Nº 210, "Gestión, mantenimiento y ciclo de vida de unidades UPS monofásicas".
Obtener el Informe técnico