El 5 de septiembre, Schneider Electric hizo un  anuncio muy importante a mi entender: Las unidades Back-UPS y Smart-UPS de Schneider Electric son los primeros sistemas de energía ininterrumpible en recibir la certificación Energy Star. Para llegar a ese resultado, fue necesario trabajar con iniciativa y en equipo a escala global.

Los productos UPS fueron agregados al listado de Energy Star el 10 de mayo de 2012; esa fue la primera nueva categoría de productos en agregarse al programa tras la importante modificación del proceso de certificación.

En 2010, Energy Star aceptaba la declaración del propio fabricante respecto de la eficiencia energética de sus productos. La Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno (GAO) de los EE.UU. señaló que, para mantener la integridad del programa, los requisitos debían ser más estrictos; así, ahora las empresas deben poner a prueba sus productos en laboratorios aprobados o acreditados, y gestionar la revisión de los resultados por un ente de certificación.

Ya en mayo de 2012, se logró la esperada incorporación de la categoría de UPS al programa Energy Star, como resultado de una iniciativa conjunta de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y el Departamento de Energía de los EE.UU. Para brindarles a todos los fabricantes de unidades UPS la misma oportunidad de certificación, Energy Star estableció como fecha de inicio del registro de productos UPS el 1 de agosto de 2012, apenas doce semanas con posterioridad a la incorporación de la nueva categoría.

Schneider Electric entrevistó a diversos entes de certificación y finalmente eligió a UL (antes conocido como Underwriters Laboratories). Luego tuvimos que revisar junto con UL los aparatos de pruebas y procesos de nuestro laboratorio, y someter a su verificación nuestros procedimientos de puesta a prueba de las unidades UPS.

Las pruebas de Energy Star consistieron en la medición de la eficiencia de nuestros productos UPS con diferentes cargas: 25, 50, 75 y 100 por ciento. Y, en función del tipo de UPS, la eficiencia debía superar ciertos niveles para merecer la certificación Energy Star. Una vez que se completaron las pruebas, UL certificó nuestros resultados.

Este logro es producto del esfuerzo del equipo global de Schneider Electric. Gracias al trabajo incansable y al esfuerzo increíble de nuestro equipo de Back-UPS en Taipéi, Taiwán, del equipo de Smart-UPS en Billerica, Massachusetts, y del gran respaldo recibido de UL, cumplimos con todos los requisitos en las doce semanas. Schneider Electric fue el único fabricante que completó el proceso en el plazo establecido, y es el primero en anunciar la certificación Energy Star de productos UPS.

Específicamente, ocho modelos Back-UPS y tres modelos Smart-UPS obtuvieron la certificación.

¿Qué significa todo esto para nuestros clientes? Para recibir la certificación Energy Star, un producto debe estar dentro el 25% de equipos más eficientes de su categoría; es decir que esa certificación tiende a determinar el 25% de equipos que lideran el mercado en materia de eficiencia. A menudo les decimos a los clientes que Schneider Electric ofrece la tecnología más avanzada, y productos y servicios de vanguardia. Con relación a nuestros productos UPS, la obtención de la certificación Energy Star nos permite respaldar esas afirmaciones.

Claro que también significa que los clientes que adquieren nuestras UPS pueden estar tranquilos de que tendrán equipos con gran eficiencia energética, lo que los ayudará a ahorrar dinero año tras año.

Pero así no termina la historia. Hemos estado trabajando arduamente en la puesta a prueba de otros sistemas UPS y esperamos que pronto lleven el logo de Energy Star. Así que siga atento a nuevas y grandiosas novedades de Schneider Electric sobre la certificación Energy Star.